TRANSLATOR - WEB -TRADUCTOR

TRADUCTOR -- WEB TRANSLATOR

viernes, 20 de enero de 2012

EL TOFET Y EL MOLOK

La llegada  a Fenicia de los invasores procedentes de los pueblos del mar  de occidente en torno al siglo XII a. c, resulto una forma fundamental para la religión fenicia, ya que se produjo una honda regeneración del panteón ugarítico - cananeo, teniendo lugar una concepción nueva de sus divinidades, acogiendo a los dioses foráneos creyendo que eran los que más se adaptaban a sus costumbres, cultura, habitat y rasgos.
Los fenicios fueron quienes expandieron por todo el Mediterráneo su modelo religioso y ritual.
 Las ciudades se fundaban o se creaban en torno a un dios que se convertiría en deidad protectora de la mismas señor de esa ciudad.
 Los  dioses fenicios eran crueles y vengativos, constantemente había que agradarlos, para así evitar su cólera y enfado, y una manera de conseguirlo era por medio de sacrificios. Estos dioses incesantemente les exigían pruebas  de fidelidad a las que los temerosos fieles no se resistían.
El principio de la inmortalidad era la base de la religión y de la espiritualidad fenicia. Para que esta premisa se cumpliera con garantías, eran necesarios la practica de una serie de ritos que posibilitara conducir el alma del difunto en la dirección correcta tras su muerte.
Eran frecuentes los sacrificios, ofrendas, banquetes  funerarios, desfiles procesionales , o las oraciones. Toda esta liturgia era administrada por una poderosa clase sacerdotal con contacto directo con la divinidad, intermediarios entre lo humano y lo divino y  dotados de un gran prestigio social.
También existía la prostitución sagrada tanto de hombres como de mujeres, que se hacía en los templos dedicados a alguna diosa, tras haber dado un donativo o haber hecho una ofrenda en el templo ya fuese  un carnero o  cualquier otro objeto material.
Otro aspecto importante de la religión fenicia era que a pesar de que las ciudades-estado fenicias pertenecían a una realidad cultural común, cada una de ellas poseía su propio panteón. A pesar de ello todas seguían un mismo patrón , es decir todas ellas estaban presididas por un triunvirato divino: El  (Dios padre) Astarte  (Nuestra esposa  querida) y Baal  (Hijo de ambos )
Esta triada, en cada ciudad, se conocía por nombres distintos, pero siempre referidos a la misma divinidad.
El modelo religioso fenicio fue importado por todo el Mediterráneo  central y occidental por los mercaderes fenicios. Este modelo religioso para nada estaba exentos de elementos cananeos, adoptando no solo el modelo de santuario o los ritos de culto, sino también el sistema sacrificial.
 Estos ritos basados en el sacrificio en  ocasiones podían resultar crueles, pero en la mayoría de los casos empleaba ofrendas básicas, como eran productos agrícolas o simplemente animales que servían para aplacar el apetito divino.
Pero además de esta forma simple de sacrificio , los fenicios practicaban otra, mas excepcional, que resultaba cruel e inhumana y eran los sacrificios humanos.
El sacrificio de animales estaba muy popularizado entre los fenicios y gozaba de una finalidad recaudatoria por parte del templo, además de sagrada. De esta forma estaba establecida una tasa de pagos, según el animal a sacrificar.
Todo este proceso estaba perfectamente regulado por el templo y bajo la supervisión del sacerdote ,estableciéndose varias categorías: el holocausto, la victima era entregada al fuego divino; el sacrificio de comunión ,donde el fiel comulgaba con el dios recibiendo parte de la ofrenda; y el sacrificio espiratorio, donde el sacerdote recibía parte de la ofrenda. Tras el sacrificio se procedía a un banquete ritual donde los fieles consumían la carne que les correspondía del animal sacrificado.
Pero cuando llegaban tiempos complicados y difíciles, calamidades, guerras, epidemias etc ,los fenicios recurrían a formulas un tanto crueles para aplacar la furia divina, como era la inmolación de menores.
Son varias las fuentes que mencionan ampliamente la practica de sacrificios humanos .El Antiguo Testamento se refiere al habito de los fenicios de entregar a sus hijos e hijas al fuego  sagrado (holocausto) .Los textos antiguos afirman que los fenicios  practicaban un rito sacrificial denominado " mlk " ( Molk ) . En un texto de Ugarit también se hace una alusión al sacrificio de seres queridos para obtener el favor de  Baal. Es posible que muchas de estas afirmaciones posean elementos subjetivos ,simplemente por su origen, dada la propaganda antifenicia, o mejor dicho ,antipunica, puesta en marcha por los griegos y posteriormente por los autores romanos, en un afan de presentar a estos pueblos como portadores de una barbarie inhumana, siendo capaces de sacrificar a su propia prole .
Los sacrificios eran un ofrecimiento que se realizaba voluntariamente para obtener un determinado favor divino .Era frecuente que en ocasiones se sustituyera al hijo primogénito por un cordero ,circunstancia esta que con el transcurrir del tiempo se va generalizando e imponiendo.
 Este sacrificio de sustitución recibía el nombre de " Molchomor" o "Molk del cordero",pero conservando el mismo sentido y la misma ceremonia .Si tenemos en cuenta autores antiguos como Diodoro de Siculo, en determinadas ocasiones , gentes importantes de la comunidad ,sustituían a sus hijos por hijos de esclavos, que ofrecían al dios en sacrificio.
La practica sacrificial entendida como el sacrificio de niños  y en concreto del hijo primogénito, era una practica habitual ya a mediados  del III milenio a . c  en Ebla. Aquí ya se realizaban sacrificios infantiles  durante el izi-gar, o "Fiesta  de la Consagración".
 La Biblia ya describe en el libro del profeta Jeremías del Antiguo Testamento como se practicaba el rito del sacrificio de menores. Estos textos bíblicos también hace alusión a los lugares donde se llevaba  a cabo el acto del sacrificio ,en unos recintos a cielo abierto, al aire libre, de fuerte carácter sagrado, que eran denominados Tofet  ( termino hebreo que significa  lugar para el fuego, aunque según otras fuentes significaba lugar del holocausto) ,que se localizaban fuera de las ciudades .La Biblia ,hace mención a estos lugares de sacrificio .
 Los tofet eran lugares modestos y de gran austeridad ,carentes de elementos figurativos y arquitectónicos de importancia y solían estar delimitados por un muro . A pesar de que actualmente se tiene por segura la existencia de tofet en las ciudades fenicias de Canaan, arqueológicamente no hemos podido documentar ninguno, en cambio  si se han hallado restos de estos recintos en numerosas colonias púnicas del Mediterráneo central y occidental como Cartago , costumbre religiosa , esta del sacrificio, que importaron de la metrópoli de origen, Tiro .En estos amplios espacios sagrados han salido a la luz numerosos restos óseos infantiles , de pájaros y  de otros animales de distinta índole.
 El rito, que como se ha dicho, recibía el nombre de Molk (ofrenda), era presidido y dirigido por un sacerdote especializado en el hecho concreto, y que recibía al menor de los brazos de sus padres. Este sacerdote, aparecía ataviado con  una indumentaria  consistente en una larga túnica de lino blanco y era el encargado , como oficiante, de llevar a cabo el sacrificio .El sacerdote recibía al infante en sus brazos  mientras todo el acto era envuelto por un aura de misteriosa música ritual de flautas y tamboriles .El niño era portado por el oficiante de la ceremonia  hacia la fosa sagrada del tofet, presidida por una imponente estatua del dios .Esta imagen proyectaba sus brazos hacia el fuego sagrado .El niño una vez muerto se colocaba en los brazos de la figura y rodaba cayendo a este fuego .Toda la escena era presenciada por los padres ,oficiantes ,demás espectadores y los músicos , los cuales se congregaban  ante la figura divina. Los progenitores del sacrificado, mientas duraba el ritual, debían permanecer insensibles, sin muestra de llanto o dolor.
 El menor era sacrificado ante un altar-estela, pero no necesariamente dentro del tofet, que si bien era la regla general, también se podía llevar a cabo en santuarios anexos .Los niños eran estrangulados o degollados, siendo esta ultima, la practica mas habitual . Las cenizas del finado eran  introducidas en pequeñas urnas y se depositaban junto a estelas votivas con inscripciones relativas a los sacrificados.
Esta practica ritual podría  pretender ofrecer a los dioses los primeros frutos del matrimonio, o simplemente para pedir una determinada gracia, o el pago de algún favor divino, incluso algunos autores han visto en esta practica un control de la natalidad ante un fuerte crecimiento demográfico que ponía en peligro la adecuada gestión de los recursos. Esta practica fue presentada por los autores clásicos como cruel.